Ir al contenido principal

Halconazo y memoria histórica

En conmemoración al ignominioso "Halconazo", publico los archivos que obtuve, después de un jaloneo con la antigua administración del Archivo General de la Nación que hablan de la guerra sucia: 

En primer lugar, urge digitalizar estos archivos. Esta es la calidad de los escaneos que obtuve del Archivo General de la Nación de ese entonces. Casi ilegibles... En ese estado se encuentra nuestro registro documental de acontecimientos que fueron crímenes de estado.

Bild

En segundo lugar, la razón por la cual me negaron los archivos fue para "proteger datos personales" pero por alguna razón, me entregaron la credencial de elector del represor y criminal Luis de la Barreda Moreno. Quedó impune por el pobre trabajo de la FEMOSPP.

Bild

Tan seguro se sentía de su impunidad de la Barreda que su hijo, convertido en paladín de los "Derechos Humanos" intentó lavar la cara de su padre en un cínico libelo titulado "Pequeño inquisidor. Crónica de una infamia" La única infamia fue la cometida por su padre, un represor.


El mismo De la Barreda, cínico "defensor de DDHH" que ahora pretende criticar a un gobierno que busca hacer justicia ante los crímenes que cometieron represores como su padre, usa argumentos como estos:

Bild

Sigo con los documentos. Confesiones ilegales producidas bajo tortura firmadas por el "Capitán" Luis de la Barreda para que combatientes guerrilleros inculparan a más personas.

Bild

Quienes apelan a la "estatura moral" de gobiernos extranjeros que ahora pretenden ser paladines de los derechos humanos: acá un documento de 1975 donde Francia y Gran Bretaña condecoran a MIGUEL NAZAR HARO y LUIS DE LA BARREDA. Ambos torturadores y criminales.

Bild

Bild

Aquí se lee como a DELIA MORALES LOPEZ, mujer detenida-desaparecida por el Estado mexicano, se le presiona haciendo entender que podrían desaparecer a menores de edad de su círculo social como medida de presión.

Bild

Agentes de la DFS obligan a DELIA MORALES LOPEZ a reconocer a compañeros caídos y muertos.

Bild

Como estos archivos hay decenas de hojas más que a falta de escáner no he podido digitalizar debidamente en alta resolución. Sin embargo, este es deber del Archivo General de la Nación que ahora, en buenas manos, debe de preservar el registro de estos crímenes para hacer memoria y justicia.

Ardo de rabia al revivir lo que sentí por primera vez al obtener y leer estos archivos y mi único consuelo es que apenas, más de 50 años después, haya un esfuerzo del Estado mexicano por reconocer la magnitud de estos crímenes: 


Mi militancia y mi convicción van a la izquierda por una razón de conciencia histórica y de clase. Llegué a estos archivos por la generosidad de mujeres que contaron su historia y que albergan el dolor de una justicia que no llega: María de la Luz y Bertha Lilia. Gracias.

Bild 

Bild

Lo más leído de Rodrigo Cornejo:

Reseña: "Tomóchic" de Heriberto Frías

Tomóchic es una novela corta que contiene el germen espiritual de la lucha por la libertad del mexicano. El maestro tapatío Gutierrez Vega (Q.E.P.D.) la nombró como el relato de la resistencia numantina en México por antonomasia. En un pueblo de más o menos cien habitantes, nace un nuevo culto religioso y un orgullo que devendría en heroísmo. ¿Por qué? El gobierno central vive entregando sin pudor aquellas tierras y recursos al extranjero, práctica que sobrevive hasta nuestros días. Traición apátrida suficiente para colmar la paciencia de cualquiera. A raíz de ello, habitantes celosos de sus tierras y su forma de vida se defienden hasta las últimas consecuencias de casi 1000 soldados federales que llegan a Chihuahua con la consigna de doblegarlos a toda costa. Acontece después que en pleno combate al enemigo, ambos bandos descubren su humanidad. Empero, absortos en la ígnea refriega, la razón real de la batalla los elude. En la página 134 se abre la primera grieta moral en los

Reseña: El rey viejo de Fernando Benítez

Es un azar. Los que nos eran leales nos traicionaron, los que fueron traidores pueden salvarnos. no sabemos ya nada de nada. — Extraño país el nuestro. — Es un país corrompido hasta la médula de los huesos -suspiró. Enrique a Carranza, en medio de su huída. El sueño y desencanto de un burócrata con aspiraciones de intelectual perfila muy bien el momento de quiebre que tal vez pasaron los secretarios de este nuevo régimen. Ellos, al igual que Enrique, el burócrata de El rey viejo, fueron violentamente atravesados por la crudeza de la política mexicana cuando creyeron que podían acceder a las glorias del gobierno y hacer historia sin penurias o dificultades. "No hay un gran mexicano que no sea o haya sido un fugitivo". No me simpatiza la causa legalista de Carranza pero la corta novela ayuda a forjar una extraña empatía del orden ante el caos de los mexicanos que no se cansaban de guerrear entre ellos, cambiando de bando conforme la necesidad, la codicia y