Ir al contenido principal

Milenio: masacre en Tonalá

La violencia en Jalisco va en aumento, no es solo cuestión de cifras o percepción, son hechos. Durante lo que va de 2021, se tiene registro de más de 5 multihomicidios, el más reciente ocurrido hace unos días en Tonalá, donde un comando armado le arrebató a 11 familias un ser querido; por otro lado, las balaceras y los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado han usurpado la tranquilidad y seguridad de algunas zonas de la ZMG en plena luz del día, operando con total impunidad ante las fallas de la infraestructura de vigilancia (como el C5), la tardía respuesta de las autoridades encargadas de la vigilancia y una Fiscalía que ha tenido más escándalos que resultados. Ante estos hechos, el gobernador, Enrique Alfaro se lavó las manos y responsabilizó al gobierno federal de la violencia que se vive en el estado; pareciera que el gobernador olvidó que, como titular del Ejecutivo, tiene la responsabilidad de brindar seguridad a quienes habitamos en la entidad. Claro que es más fácil echar la bolita a la Federación, en vez de solicitar apoyo y mayor coordinación dentro de los distintos órdenes de gobierno para garantizar la tranquilidad de nuestro estado, ya que esto significaría ser autocrítico y reconocer que la estrategia de seguridad en Jalisco fracasó, y que toda esta imagen de gobernador de oposición que da resultados, es pura pantalla que le está costando dinero, seguridad y tranquilidad a miles de jaliscienses.



Lo más leído de Rodrigo Cornejo:

Reseña: "Tomóchic" de Heriberto Frías

Tomóchic es una novela corta que contiene el germen espiritual de la lucha por la libertad del mexicano. El maestro tapatío Gutierrez Vega (Q.E.P.D.) la nombró como el relato de la resistencia numantina en México por antonomasia. En un pueblo de más o menos cien habitantes, nace un nuevo culto religioso y un orgullo que devendría en heroísmo. ¿Por qué? El gobierno central vive entregando sin pudor aquellas tierras y recursos al extranjero, práctica que sobrevive hasta nuestros días. Traición apátrida suficiente para colmar la paciencia de cualquiera. A raíz de ello, habitantes celosos de sus tierras y su forma de vida se defienden hasta las últimas consecuencias de casi 1000 soldados federales que llegan a Chihuahua con la consigna de doblegarlos a toda costa. Acontece después que en pleno combate al enemigo, ambos bandos descubren su humanidad. Empero, absortos en la ígnea refriega, la razón real de la batalla los elude. En la página 134 se abre la primera grieta moral en los

Reseña: El rey viejo de Fernando Benítez

Es un azar. Los que nos eran leales nos traicionaron, los que fueron traidores pueden salvarnos. no sabemos ya nada de nada. — Extraño país el nuestro. — Es un país corrompido hasta la médula de los huesos -suspiró. Enrique a Carranza, en medio de su huída. El sueño y desencanto de un burócrata con aspiraciones de intelectual perfila muy bien el momento de quiebre que tal vez pasaron los secretarios de este nuevo régimen. Ellos, al igual que Enrique, el burócrata de El rey viejo, fueron violentamente atravesados por la crudeza de la política mexicana cuando creyeron que podían acceder a las glorias del gobierno y hacer historia sin penurias o dificultades. "No hay un gran mexicano que no sea o haya sido un fugitivo". No me simpatiza la causa legalista de Carranza pero la corta novela ayuda a forjar una extraña empatía del orden ante el caos de los mexicanos que no se cansaban de guerrear entre ellos, cambiando de bando conforme la necesidad, la codicia y